Metodología


El proceso utilizado para llevar a cabo la investigación y la elaboración del Informe Horizon: Edición Iberoamericana se basa en el método utilizados en el Proyecto Horizon. Todas las ediciones del Horizon Report se llevan a cabo siguiendo un proceso cuidadosamente diseñado, tanto de investigación primaria como secundaria. Anualmente, se analizan numerosas tecnologías, tendencias significativas y retos importantes para su posible inclusión cada edición del informe. Todos los informes se basan en la experiencia de un Consejo Asesor de prestigio internacional, que en una primera fase analiza un amplio conjunto de tecnologías, retos y tendencias emergentes, y posteriormente examina cada ámbito con mayor detalle, reduciendo su alcance hasta llegar a una lista final con las tecnologías, tendencias y retos seleccionados.

Gran parte de este proceso tiene lugar en línea y está documentado en el wiki del Horizon Project, donde se archiva todo el trabajo correspondiente al proyecto. El wiki del Horizon Project pretende ser una ventana completamente transparente de todo el trabajo relacionado con el proyecto y contiene el registro completo de todas las investigaciones realizadas en las distintas ediciones.

La sección del wiki de la Edición iberoamericana puede encontrarse en http://ibero.wiki.nmc.org.

El procedimiento para seleccionar los temas que se tratarán en el informe incluye un proceso Delphi modificado y perfeccionado a lo largo de las distintas ediciones de los Horizon Reports, y se inicia con la constitución del Consejo Asesor. El objetivo es que el Consejo, en su conjunto, represente un amplio espectro de campos profesionales, nacionalidades e intereses, en el que cada miembro aporte su propia experiencia. Hasta la fecha, cientos de profesionales y expertos reconocidos internacionalmente han participado en los consejos asesores del Horizon Project; cada año, una tercera parte de sus miembros son nuevos, lo que garantiza un flujo constante de nuevas perspectivas.

Una vez constituido el Consejo Asesor de una edición determinada, su trabajo empieza con una revisión sistemática de la bibliografía –selección de lecturas, informes, ensayos y otros materiales– sobre tecnologías emergentes. Al inicio del proyecto, los miembros del Consejo Asesor reciben una recolección exhaustiva de materiales de introducción. Posteriormente, se les invita a comentarlos, identificar aquellos que les parecen especialmente útiles y añadir otros a la lista. El grupo analiza las aplicaciones de tecnología emergente que existen en aquel momento y aporta sus ideas para incorporar nuevos temas. Un criterio esencial para la inclusión de una materia es su relevancia potencial para la docencia, el aprendizaje, la investigación o la expresión creativa. Un conjunto de canales RSS, cuidadosamente seleccionados y extraídos de publicaciones relevantes, garantiza que los recursos preliminares no pierdan vigencia a medida que avanza el proyecto y se utilizan para mantener informados a los participantes a lo largo del proceso.

Tras revisar la bibliografía existente, el Consejo Asesor da comienzo a la parte central del estudio - las preguntas de investigación que forman el núcleo del Proyecto Horizon. Estas preguntas se diseñaron en su momento para obtener del Consejo Asesor una lista exhaustiva de tecnologías, retos y tendencias interesantes:
    1. ¿Cuál de las tecnologías clave incluidas en la lista del Proyecto Horizon será más importante para la docencia, el aprendizaje o la investigación creativa en los próximos cinco años?
    2. ¿Qué tecnologías clave no están incluidas en la lista? Tenga en cuenta las siguientes preguntas:
      1. ¿Qué tecnologías incluiría en una lista de tecnologías consolidadas que deberían utilizar masivamente en la actualidad las instituciones dedicadas a la enseñanza para facilitar o mejorar la docencia, el aprendizaje o la investigación creativa?
      2. ¿Qué tecnologías con una base sólida de usuarios en la industria del consumo, el ocio u otros sectores deberían investigar activamente las instituciones dedicadas a la enseñanza con el objetivo de encontrar medios para aplicarlas?
      3. ¿Cuáles son las principales tecnologías emergentes que considera que están en proceso de desarrollo y que las instituciones dedicadas a la enseñanza deberían tener en cuenta en los próximos cuatro o cinco años?
    3. ¿Cuáles cree que van a ser los retos clave relacionados con la docencia, el aprendizaje o la investigación creativa a los que tendrán que enfrentarse las instituciones de educación superior en los próximos cinco años?
    4. ¿Qué tendencias espera que tengan un impacto significativo en la forma en que las instituciones de educación superior enfocan su misión básica de docencia, investigación y servicio?

Una de las funciones más importantes del Consejo Asesor es responder a estas preguntas de la forma más sistemática y amplia posible, para garantizar que se incluye toda la gama de temas relevantes. Una vez realizada esta tarea, una actividad en la que se invierte tan solo unos días, el Consejo Asesor sigue un proceso de creación de consenso único utilizando una metodología iterativa basada en Delphi.

En el primer paso de este proceso, cada miembro del Consejo Asesor clasifica sistemáticamente las respuestas a las preguntas de investigación y las sitúa en un horizonte de implantación, mediante un sistema multivoto que permite a los participantes ponderar sus selecciones. Se le pide asimismo a cada miembro, que identifique el período de tiempo en el que considera que la tecnología será de uso generalizado, un término que, a los efectos de este proyecto, se define como su adopción por parte de un 20% de las instituciones en el período analizado (esta cifra se basa en las investigaciones de Geoffrey A. Moore y se refiere a la masa crítica de adopciones necesarias para que una tecnología tenga la posibilidad de generalizarse). Estas clasificaciones se recopilan en un conjunto de respuestas colectivas y, lógicamente, se hacen rápidamente visibles aquellas sobre las que existe mayor acuerdo.

De la lista exhaustiva de tecnologías que se analizan en un principio en cualquier informe, se examinan y estudian con mayor profundidad las doce mejor situadas en el proceso de clasificación inicial, cuatro por horizonte de implantación. Una vez identificada esta «lista reducida», el grupo, junto con personal del NMC y profesionales del sector, empiezan a explorar la forma en qué estas doce importantes tecnologías podrían aplicarse a la docencia, el aprendizaje, la investigación y/o la expresión creativa. Se dedica una cantidad de tiempo considerable a investigar las aplicaciones reales y potenciales para cada una de las áreas que podrían interesar a los profesionales.

En cada edición, cuando el trabajo llega a su fin, se redactan los doce elementos incluidos en la «lista resumida» siguiendo el formato del Horizon Report. Con la ventaja de poder visualizar cómo aparecerá un tema determinado en el conjunto del informe, la «lista reducida» vuelve a ordenarse jerárquicamente, esta vez con un enfoque de clasificación inversa. Las seis tecnologías y aplicaciones resultantes son las que se describen en el Horizon Report.

Para conocer más detalles sobre la metodología del proyecto o revisar los instrumentos, la clasificación y los productos intermedios en los que se basa el informe, por favor visite http://ibero.wiki.nmc.org.